Mah (de Armando Ravelo)

Buena historia la que nos contaron en los Multicines Monopol a los que asistimos a la última película del director canario Armando Ravelo. Un placer ser uno de los que llenamos un día más la sala para disfrutar de una buena película inspirada en la vida de los antiguos canarios, una temática que sigue interesando a muchísima gente en nuestras Islas, como demuestran los llenos que MAH ha conseguido en sus primeros días de exhibición pública.

P_20160327

 

Y uno de los méritos de Armando es precisamente ese: conectar con ese público, darle lo que quiere ver: buenas historias inspiradas en nuestra historia. No es lo único que Armando sabe hacer (lo demostró, por ejemplo, con “El canto del monstruo”), pero no hay duda de que es lo que más le permite llegar al público canario, un público amplio y de todas las edades que demanda este tipo de cine y que responde llenando las salas en las pocas ocasiones que tiene para disfrutarlo.


Uno de los fuertes de MAH es su guión, escrito por el propio Armando. Es una historia sencilla pero bonita, que mantiene el interés del espectador en todo momento. Una historia que vale la pena ser contada. Las diferencias con Ansite son muchas. En MAH Armando presenta a la sociedad indígena en sus propias contradicciones internas, con sus propias luchas, desigualdades e injusticias, al margen de cualquier intento de mitificación y ajena a la guerra venidera. Vemos a los indígenas como seguramente eran, según el conocimiento que actualmente tenemos de ellos. No es una historia pretenciosa. Y esa es una de sus virtudes.


Para contarla, Armando se ha valido de un equipo técnicoMah-Maykol Hernandez y artístico en el que se combina la juventud con la experiencia de artistas de la talla de Maykol Hernandez,Guacimara Correa o Cristo Quintana, aunque si hubiera que destacar una interpretación, me gustaría resaltar ahora la de la niña Yaritza, a la que espero podamos ver nuevamente en futuros proyectos.


Y por último, felicitar a las empresas patrocinadoras (Millac, Quesos Flor Valsequillo, VO Club de Cine, Tasca Rafia y Arakiss Serigrafía y Rotulación) por la sensibilidad que han demostrado con la cultura canaria; y a los Multicines Monopol por seguir poniendo sus salas al servicio del buen cine canario.