Sobre La Nueva Ola Checoslovaca

No hace mNueva Ola Checaucho escuché al historiador del cine Luis Miranda explicar el papel que la situación política internacional suele desempeñar en la evolución de los festivales de cine. Es muy interesante. Me lo ha recordado ahora el magnífico ciclo sobre la “Nueva ola checoslovaca” que ha programado la Filmoteca Canaria y que antes habían programado también otras Filmotecas españolas (Navarra. Zaragoza, etc.) con apoyo del Centro Checo en Madrid.

En los años sesenta, los cineastas que fueron etiquetados en esa “Nova Vlná” desarrollaron un cine de vanguardia (en la línea de otras vanguardias del momento) que criticaba abiertamente la realidad política y social de su país. Y como resultaba que su país era del “bloque comunista”, pues los festivales internacionales del más alto nivel (Cannes, Locarno,Venecia, etc.) no tardaron en utilizarlos, mediante selecciones y premios, como arma para la la guerra (para la “guerra fría”, en este caso). Esto no significa que las películas de esta “nueva ola” no tuvieran gran calidad. Al contrario, que tuvieran esa calidad era, probablemente, requisito para que pudieran ser utilizadas de esa forma. Hay que tenerlo en cuenta para no caer en una visión de la historia del cine mundial determinada por unos intereses económicos y políticos muy concretos.

La broma[La broma, de Jaromil Jires, 1969]